domingo, 18 de marzo de 2018

PRESENTACIÓN


Bienvenidos a “Patrimonio geológico y medioambiental de las comarcas orientales de Huesca” 

El objetivo de este trabajo es realizar un inventario de puntos de interés geológico y ambiental en las zonas próximas al centro. Pretendemos investigar con ejemplos concretos y cercanos acerca de la llamada Geología Ambiental, es decir, riesgos naturales, impactos ambientales y recursos geológicos.
Pretendemos también llevar a cabo una asignatura científica de manera eminentemente práctica y, por último, familiarizar a la comunidad educativa con esta parte del patrimonio natural que suele ser desconocido.
Este proyecto es el fruto de pequeñas investigaciones realizadas por el alumnado de ciencias de Bachillerato del IES Sierra de San Quílez (Binéfar-Huesca) durante los últimos cursos. Se ha seguido una metodología adaptada a las posibilidades de un instituto, esto es, investigaciones bibliográficas y cartográficas, búsqueda de datos a través de Internet, salidas al campo con explicaciones, fotografiado de afloramientos y toma de muestras, y por último puesta en común de información, selección de trabajos y digitalización de datos mediante la elaboración de una página Web.
El espacio geográfico en el que se enmarca esta investigación está situado en el entorno inmediato de nuestro centro, es decir, las comarcas orientales de Huesca (fundamentalmente la Litera y el Cinca Medio)
El objetivo inicial de este trabajo era estudiar esa parte del medio natural que es la geología, realizando un inventario de afloramientos correspondientes al oligoceno con rocas o estructuras interesantes cercanas al instituto. Sin embargo, en las sucesivas salidas al campo nos encontramos con que la Geología había marcado profundamente la cultura de estas zonas en aspectos como riesgos y recursos naturales.
Así, el núcleo del anticlinal de Barbastro ha posibilitado la explotación de yeso y su procesado en hornos artesanales desde época medieval. Se conservan restos de hornos en La Almunia de San Juan, San Esteban y Albelda. El hecho de que existan enormes cantidades de evaporitas aflorando o enterradas bajo rocas más modernas, ha determinado la existencia de surgencias de aguas subterráneas de carácter salino, lo que posibilitó la existencia de salinas desde época romana como las de Peralta de la Sal o Calasanz, con instalaciones que todavía están en uso y destacan por la pureza del producto. También se han instalado recientemente compañías que inyectan agua dulce y después la bombean cargada de sales para luego evaporarla en estanques.
Los yesos que afloran a lo largo de una gran franja de orientación aproximada Este-Oeste, son también los protagonistas de hundimientos kársticos como los que se observan en las proximidades de Alcampell, y por desgracia, bajo el casco urbano de San Esteban de Litera y La Almunia de San Juan.
En el flanco Sur del anticlinal, allí donde las arcillas y areniscas con fuertes buzamientos han generado relieves en cuestas y hog-backs, se han instalado desde época medieval depósitos destinados a recoger y almacenar el agua de lluvia denominados aljibes. Nuevamente, una cartografía de los aljibes de la Litera y el Cinca Medio dibujan con exactitud el flanco sur del anticlinal de Barbastro.
Por último, las rocas sedimentadas durante el oligoceno superior son de carácter detrítico y generalmente constituyen series de lutitas y areniscas. En sus afloramientos más meridionales se presentan en estratos casi horizontales lo que ha originado relieves estructurales en mesas, planas y cerros testigo. La erosión diferencial ha hecho el resto para originar un nuevo tipo de riesgo: los desprendimientos que se observan en los cerros situados al sur de Monzón.
Por todo ello puede afirmarse que las características geológicas han tenido y tienen una enorme influencia en las actividades humanas de estas comarcas de Huesca, y que contempladas en su conjunto, constituyen un museo al aire libre donde aprender Geología y Ciencias Medioambientales.
Deseamos agradecer la ayuda y el asesoramiento recibido de parte de otros profesores, padres y alumnos del centro. Este trabajo es también suyo y no es algo acabado. Al contrario, esperamos que siga creciendo con el inventario de nuevos puntos de interés.

jueves, 8 de marzo de 2018

MARCO GEOLÓGICO GENERAL

El espacio en el que se enmarca este pequeño estudio corresponde a las comarcas de  La  Litera  y  el  Cinca  Medio.  La  zona  oriental  de  Huesca  es  un  territorio  fronterizo  por  posición geográfica y por historia. Curiosamente, también son tierras fronterizas en cuanto a  su  geología,  ya  que  están  a  caballo  de  dos  de  las  tres  grandes  unidades  geológicas  que  componen Aragón: el Pirineo y la Depresión del Ebro.  

Mapa Geológico de las comarcas orientales de Huesca

La  zona  estudiada  presenta  tres  unidades  naturales,  caracterizadas  por  litologías,
antigüedades, características tectónicas y relieve claramente diferenciados, que se presentan como bandas de orientación aproximada NO-SE, teniendo influencia incluso en el tipo de vegetación y en los usos que se ha dado al territorio por parte de sus pobladores. 

            a) Las sierras subpirenáicas.
Ocupan  el  extremo  nororiental  de  la  comarca,  apareciendo  en  los  términos municipales   de   Estopiñán,   Estaña,   Gabasa,   Calasanz,   Baells,   Nacha,   Camporrells, Baldellou, Castillonroy, Santa Ana y Zurita. La zona está caracterizada por una sucesión de sierras   escarpadas   con  alturas   de   hasta   850   metros.   Estratigráficamente   la   zona   se   caracteriza  por  el  afloramiento  de rocas  correspondientes  al  mesozoico  y  cenozoico  inferior.             
Las rocas de edad triásica están representadas por yesos del Keuper, que afloran en diapiros en los términos municipales de Camporrells y Calasanz. Acompañando a los yesos son  frecuentes  las  arcillas  y  otros  tipos  de  evaporitas  tales  como  las  silvinas  (potasas)  de  Calasanz. También son frecuentes las intrusiones de ofitas en las rocas de este periodo. Las ofitas    son    rocas magmáticas    subvolcánicas    que    se    pueden    contemplar    como amontonamientos oscuros de rocas muy alteradas y disgregadas.
El  cretácico  está  representado  por  calizas  y  margas,  en  ocasiones  con  fósiles marinos de rudistas y gasterópodos, estando también presentes las facies Garum formadas por  arcillas  y areniscas  de  color  rojizo  que  marcan  el  límite  entre  las  eras  mesozoica  y cenozoica e indican un periodo de retirada del mar.


Columna estratigráfica de síntesis


La serie sedimentaria del lado “pirenaico” de la Litera concluye con rocas de edad eocena  en  forma  de  grandes  masas  de  calizas  fosilíferas  conocidas  como  “caliza  con  alveolinas”  que  pueden  ser  contempladas  en  las  proximidades  de  Gabasa  y  Camporrells. 
Las alveolinas son organismos unicelulares marinos con conchas de tamaños milimétricos y formas  elipsoidales.  Acompañando  a  estos  microfósiles  aparecen  ejemplares  de  bivalvos  y gasterópodos  marinos.  La  caliza  con  alveolinas  constituye  el  último  episodio  marino  de Huesca,  en  una  época  (el  Eoceno)  en  la  que  el  Pirineo  ya  había  emergido  como  una  gran cordillera  y  al  sur,  la  zona  del  Ebro  era  también  tierra  firme.  Separando  ambas  unidades existió un brazo marino que comunicaba el Cantábrico con el Mediterráneo, pasando por la actual Litera alta.


b) La depresión del Ebro.

Las  unidades  geológicas  pertenecientes  a  la  depresión  del  Ebro  ocupan  las  zonas centro,  Oeste  y  Sur  de  la  zona.
   Durante  el  Oligoceno  (mediados  del  Cenozoico)  la  orogenia  alpina  prácticamente  ha  concluido  y  la  península  Ibérica  comienza  a  tener  su  actual  configuración.  En  el  Nordeste  peninsular  se  han  levantado  las  cordilleras  Pirenaica, Ibérica y Costero Catalana, delimitando una cubeta cerrada que no tiene comunicación con el  mar,  y  en  la  que  se  acumularán  durante  el  Oligoceno  y  Mioceno  importantes  espesores  de sedimentos procedentes de la erosión de las jóvenes cordilleras: La depresión del Ebro.
  La  depresión  del  Ebro  se  comportó  como  una  cuenca  continental,  donde  los  sedimentos serían conducidos y depositados por ríos y abanicos aluviales desde el Pirineo y la  Ibérica  originando  capas  de  arcillas  y  areniscas.  En  las  escasas  épocas  húmedas,  la  depresión  del  Ebro  estaría  ocupada  por  grandes  lagunas,  produciéndose  la  sedimentación de  calizas,  y  en  las  épocas  áridas  se  produciría  la  rápida  evaporación  de  las  aguas,  depositándose entonces yesos.

En la Litera y Cinca Medio afloran rocas tanto del Oligoceno como del Mioceno, y existen  algunas  diferencias  interesantes  entre  ellas,  tanto  desde  el  punto  de  vista  tectónico  como  desde  el  punto  de  vista  de  la  evolución  geomorfológica,  y  por  tanto  del  paisaje  resultante.
Corte Geológico Norte Sur de la comarca de la Litera

El Oligoceno está representado por arcillas areniscas y yesos, y aflora en las zonas de  La  Almunia  de  San  Juan,  Monzón,  Peralta,  Azanuy,  San  Esteban,  Tamarite,  Albelda  y  Alcampell. Es importante recordar que en esta época, los empujes tectónicos continuaban, por  lo  que  los  sedimentos  procedentes  del  Pirineo  fueron  comprimidos  y  plegados, levantándose grandes pliegues como el anticlinal Barbastro-Balaguer que recorre la zona. El núcleo del anticlinal está constituido por yesos fácilmente reconocibles porque forman una especie  de  muralla  blanca  de  dirección  ONO-ESE  sobre  la  que  se  asientan  localidades como  San  Esteban,  Tamarite  y  Alcampell,  y  en  la  que  abundan  pliegues  como  los  de  la  carretera  Tamarite-Alcampell.  Estos  yesos  también  son  los  responsables  de  los  colapsos  kársticos  que  se  pueden  observar  en  la  plana  de  Alcampell  como  dolinas  o  pequeñas  depresiones  circulares.  Los  yesos  oligocenos,  son  también  responsables  en  parte  del  carácter  salino  de  las  aguas  subterráneas  de  algunas  zonas,  hecho  que  se  ha  aprovechado  desde  la  antigüedad  para  explotar  comercialmente  esa  sal  mediante  salinas,  como  las  de  Peralta.
En  ambos  lados  del  Anticlinal  Barbastro-Balaguer,  predominan  las  arcillas  y  las areniscas  con  fuertes  buzamientos.  El  hecho  de  que  la  estratificación  no  sea  horizontal,  y  que  las  areniscas  soporten  mejor  la  erosión  que  las  arcillas,  origina  peculiares  relieves  estructurales  denominados  cuestas  y  hog-backs,  o  pequeños  montes  asimétricos  en  el  que  una  de  las  vertientes  es  la  propia  superficie  del  estrato.  La  localidad  de  Albelda  se  asienta sobre  un  paisaje  con  este  tipo  de  relieves.  Las  pendientes  en  toda  zona  son  suaves  y  las  cotas rara vez superan los 500 metros.

 Por último, en la parte centro y Sur de la zona se encuentran las rocas más recientes de  la  depresión  del  Ebro.  Se  trata  de  arcillas  y  areniscas  de  edad  miocena  y,  al  no  haber sufrido  ningún  episodio  de  compresión  tectónica,  se  disponen  en  estratos  horizontales.  
Ocupa los términos municipales de Binéfar, Binaced, Pueyo, Alfantega, Esplús, Altorricón, Algayón  y Vencillón. Estas son las tierras llanas sobre la que se asienta el regadío del canal de  Aragón  y  Cataluña  y  se  presentan  como  una  monótona  sucesión  de  grandes  parcelas  cultivadas  y  artificialmente  aterrazadas.  Sin  embargo,  también  existen  algunos  interesantes relieves de techo plano denominados planas o muelas, y los más pequeños, cerros testigo. 
Un  ejemplo  es  la  Sierra  de  San  Quílez  de  Binéfar,  cuya  cota  coincide  con  la  de  otros  relieves  tabulares  cercanos  del  Cinca  Medio  o  de  Monegros.  Los  relieves  de  techo  plano  constituyen  un  recuerdo  de  la  altura  que  tenía  la  zona  a  finales  del  Mioceno,  cuando  se  colmató  la  Depresión  del  Ebro.  Desde  entonces,  y  coincidiendo  con  la  apertura  de  la  red  de   drenaje   hacia   el   Mediterráneo,   los   ríos   y   barrancos   han   erosionado   el   terreno,   encajándose  varias  decenas  de  metros,  y  haciendo  retroceder  a  las  porciones  de  meseta aisladas.
Pero las planas del Sur de la Litera y Cinca Medio, aún guardan otra sorpresa. En el techo  de  todas  ellas  existe  una  gruesa  capa  de  gravas  cementadas,  de  cantos  rodados,  que de hecho han servido de protección para las rocas miocenas que están bajo ellas y que son decididamente  más  blandas  y  por  tanto,  más  sensibles  a  la  erosión.  Las  capas  de  cantos  rodados  son  de  edad  pleistocena  (un  millón  de  años, aproximadamente)  y  constituyen  las  terrazas superiores y por tanto más antiguas del río Cinca.
Por  último,  los  sedimentos  más  recientes  corresponden  al  cuaternario,  y  tienen  su  origen en la sedimentación del río. Se disponen en una gran franja de orientación Norte-Sur 
y constituyen la llanura de inundación y las terrazas del río. Algunas de ellas, como ya se ha dicho, ocupan posiciones bastante alejadas del cauce actual, lo que indica que el Cinca se ha encajado en las rocas miocenas, pero también ha sufrido un desplazamiento claro hacia el Oeste  a  lo  largo  del  cuaternario.  El  resto  de  los  materiales  de  esta  época  aparecen  como  manchas aisladas de poco espesor y corresponden a glacis y fondos de barranco.

miércoles, 7 de marzo de 2018

GENERAL GEOLOGIC MARK

The  space  in  which  this  small  study  is  framed  belongs  to  “La  Litera”  and  “Cinca  Medio” districts, but there are some references to the “Bajo Cinca” and “Ribagorza” too.
The  oriental  zone  of  Huesca  is  a  frontier  territory  by  geografic  position  and  by  history. Curiously, they are frontier territories with respect to their geology too, because they are in two  of  the  three  big  geologic  unities  of  which  Aragón  is  composed:  “The  Pyrinees”  and  “La depresión del Ebro”.
Of course, the zone isn ́t enclaved in “The Pyrinees”, and it isn ́t crossed by the “Ebro”. The terms used are geologic technicisms.   
The  studied  zone  presents  three  natural  unities  which  have  lithologies,  antiques,  tectonic  characteristics  and  relief,  all  of  them  brightly differentiated,  they  are  presented  as NO-SE orientation proximate strips, and they have influence in the kind of  vegetation and in the uses that have been given to the territory by its settlers.
a)
The south pyrenean hills.
They  occupy  the  north-oriental  extreme  of  the  district,  and  they  appear  in  the municipal  determinations  of  :  “Estopiñán”,  “Estaña”,  “Gabasa”,  “Calasanz”,  “Baells”,  “Nacha”, “Camporrells”, “Baldellou”, “Castillonroy”, “Santa Ana” y “Zurita”. The zone is distinguished  by  a  sequence  of  arduous  mountain  ranges  with  850  metres  heights. 
Stratigraphyly, the zone it ́s distinguished by the outcrop of the rocks which correspond to the Mesozoic and to the Inferior-Cenozoic.
The  Triasic  rocks  are  represented  by  Keuper  gypsums  which  outcrop in  the municipal determinations of “Camporrells” and “Calasanz”. The gypsums are accompained with pugs and another kinds of salt rocks as the sylvites (potashes) of “Calasanz”.
The  ofita  intrusions  in  the  rocks  of  this  period  are  frequents  too.  The  ofitas  are  subvolcanic magmatic rocks which it can be considered as dark huddles of very disturbed and scattered rocks. 
The  cretaceous  is  represented  by  limestones  and  marls,  sometimes  with  marine  fossils  of  gasteropods  and  bivalves,  and  they  are  presents  too  in  the  Garum  facies,  which are composed  by  pugs  and  sandstones  of  a  red  color  which  are  the  limit  between  the Mesozoic and Cenozoic eras and they show a period of withdrawal of the sea. 
The sedimentary series of the pyrenean side of  “La Litera” concludes whith eocene age rocks in form of big volumes of limestones with fossils, which are known as “limestone with alveolina” and can be viewed in the proximities of “Gabasa” and “Camporrells”. The alveolina  are  marine  unicellular  systems  with  millimetric  shells  of    ellipsoid  form.  This microfossils  are  accompained  by  bivalves  and  marine  gasteropods.  The  limestone  with alveolina constitutes the last marine episode of Huesca, in an age (the Eocene) in which the Pyrinees  had  already  emerged  as  a  big  mountain  range  and  in  the  South,  the  zone  of  the “Ebro”  river  was  mainland  too.  Separating  both  unities,  existed  a  marine  arm  which comunicated  the  “Cantábrico”  with  the  mediterranean  sea,  going  across  the  present  high“Litera”.
The Ebro river hollow: 
The geologic unities which belong to the Ebro river hollow are in the center, West and  South  zones.  During  the  Oligocene  (middle  of  the  Cenozoic)  the  alpine  orogeny  had conclued  in  practice  and  the  Iberian  peninsula  starts  to  have  its  present  configuration.  In the  North-East  peninsular  have  been  raised  the  “pirenaicas”,  Iberian  and  the  Coasting-Catalonian  mountain  ranges,  delimiting  a  close  basin  which  doesn ́t  have  comunication with the sea, and in which important thicknesses of sediments proceeding from the erosion of the young mountain ranges: The Ebro river hollow, are going to be accumulated during the Oligonece and the Miocene.
The Ebro river hollow beared as a continental river basin, where the sediments were conveyed and deposited by rivers and fans from the Pyrinees and the Iberian originating stratums of pugs and sandstones. In the scant wet ages, the “Ebro” river depresion would be occuped by big lakelets, being produced the sedimentation of sandstones and pugs. In the arid ages would be produced the fast evaporation of the water, being deposited then gympsums.
In “La Litera” and “Cinca Medio”outcrop rocks of the Oligocene and the Miocene, and  there  are  some  interesting  differences  with  both  rocks,  from  the  points  of  view  tectonic  and geomorfologic  evolution,  and,  so,  from  the  point  of  view  of  the  resulting landscape.
The Oligocene it ́s represented by gypsums, pugs and sandstones, and  outcrop in the zones of “La Almunia de San Juan”, “Monzón”, “Peralta”, “Azanuy”, “San Esteban”, “Tamarite”,  “Albelda”  y  “
Alcampell”.  Is  important  to  remember  that  in  this  age,  the tectonic pushes continued, so, the sediments of  The Pyrinees were compressed and folded, raising  big  folds  as  the  anticline  “Barbastro-Balaguer”  which  go  across  the  zone.  The nucleus of the anticline it ́s constituted by gypsums easily recognized because they form a kind of white wall of ONO-ESE direction in which are situated villages as “San Esteban”, “Tamarite”  y  “Alcampell”,  and  in  which  there  are  a  lot  of  folds  as  the  folds  of  the“Tamarite-Alcampell”  road.  This  gypsums  are  the  responsible  too  of  the  karstic  collapses  that  it ́s  possible  to  see  in  the  plane  of  Alcampell  as  chasms  or  small  circle  presions.  The gypsums  of  the  Oligocene  are  responsible  in  part  too  of  the  salt  character  of  the subterraean  waters  of  some  zones,    that  is  utilized  since  old  ages  to  run  commercial  that salt by salt mines, as the salt mines of “Peralta”.
In  both  sides  of  the  Anticline    “Barbastro-Balaguer”  predominate  the  sandstones  and  the  pugs  by  hard  dips.  The  fact  that  the  stratification  isn ́t  horizontal,  and  that  the sandstones  soport  better  the  erosion  than  the  pugs,  originate  peculiar  structural  leavings called slopes and hog-backs, or small asymmetric mounts in which one of the slopes is the surfaces of the stratum. The village of “Albelda” is situated in a landscape with this kind of leaving. The pendents in all the zone are softs and the figure indicating height above datum line is very rare that they are more than 500 metres. 
In the center and South of the zone are the rocks more recents of the “Ebro” river pression.  They  are  pugs  and  sandstones  of  miocene  age  and  ,  because  of  they  don ́t  have had  any  episody  of  tectonic  compression,  they  are  situated  in  horizontal  stratums.  They ocupe  the  municipal  determinations  of    “Binéfar”,  “Binaced”,  “Pueyo”, Alfantega”,  “Esplús”,  “Altorricón”,  “Algayón”  y  “Vencillón”.  This  are  the  plane  lanas  in  which  is situated  the  irrigated  of  the  “Aragón  y  Cataluña”canal  and  is  presented  as  a monotonous succession  of  big  cultured  parcels.  However,  there  are  some  interesting  leaving  of  plane roof called planes or upper millstones, and the smallest are called inselbergs. An example is the  “Sierra  de  San  Quilez”  in  Binéfar,  whose  figure  indicating  height  above  datum  line coincides with it of another tabular leaving near to the “Cinca Medio” or to “Monegros”.
The leaving of plane roof is a remembrance of the high that the zone had in the end of the Miocene, when the “Ebro” river pression was finished. Since then, and coinciding with the open  of  the  drainage  net  to  the  Mediterranean  Sea,  the  rivers  and  the  precipices  have erosioned the land, dropping some metres and doing go back the parts of tableland which are alone.
But  the  planes  of  the  South  of  “La  Litera”  and  “Cinca  Medio”  keep  another surprise.  In  the  roof  of  all  of  them  exists  a  thick  cloak  of  cemented  pebble  gravel,  of boulders,  that  have  served  of  protection  to  the  miocene  rocks  which  are  under  they  and that are decidely more soft, and so, more sensible to the erosion. The boulder cloaks are of pleistocen  age  (a  million  of  years,  more  or  less)  and  are  the  superior  terraces  and  so  the oldest of the “Cinca” river. 
The  sediments  more  recents  are  of  the  quaternary,  and  have  their  origin  in  the sedimentation  of  the  river.  They  are  in  a  big  strip  of  North-South  orientation  and  are  the plane of flood and the terraces of the river. Some of them, ocupe positions very far of the present channel, that tell us that the “Cinca” is put on the miocene rocks, but it have had a clare  displacement  to  the  west  along  the  quaternary  too.  The  rest  of  the  materials  of  this age appear as alone stains of little thick and are glacis and bottoms of precipices.

martes, 6 de marzo de 2018

La playa fósil de Peralta de la Sal




En los flancos del anticlinal de Barbastro aparecen capas de arenisca con fuertes buzamientos e incluso verticales debido a la compresión tectónica. En ellos, la erosión de las arcillas permite a menudo contemplar estructuras de corriente tales como los ripples (rizaduras originadas en el sedimento por las corrientes de agua o de aire que los transportaban)
La “playa fósil” de Peralta de la sal  (comarca de la Litera) constituye un caso excepcional en la conservación de estructuras sedimentarias de corriente. Nos informa de una época en la que el Pirineo ya se había levantado y las corrientes fluviales transportaban sedimentos procedentes del norte hacia el centro de la cuenca del Ebro.

Además de ripples, en el afloramiento hay pistas de huellas de aves y gusanos.

La tectónica del anticlinal de Barbastro




Cuando las rocas se ven sometidas a un esfuerzo reaccionan deformándose. Si la roca se comporta de manera frágil se fracturará dando lugar a diaclasas o fallas. En determinadas circunstancias (presión confinante, temperatura, presencia de agua), las rocas pueden comportarse de manera plástica, y si el esfuerzo actúa durante un tiempo suficientemente prolongado pueden llegar a plegarse. Para poder apreciar el plegamiento es necesaria la presencia en las rocas de una serie de planos que nos sirvan de referencia, en el caso de las rocas sedimentarias estos planos son las superficies de estratificación. Puesto que originalmente los estratos se depositan horizontales y paralelos uno a otros, cualquier modificación de esta disposición nos indicará que la roca ha sufrido un plegamiento.
Los pliegues se deben generalmente a esfuerzos compresivos que implican un acortamiento de los materiales. Cualquier otra estructura de deformación que encontremos asociada a estos pliegues (es decir, que se originase en el mismo episodio de deformación) debe de ser compatible con este tipo de esfuerzo. Si esta estructura es una falla, debe de tratarse de una falla inversa.

Pliegues de la carretera Tamarite-Alcampell

 Estamos en el núcleo del anticlinal Barbastro-Balaguer. En este punto afloran varios pliegues que afectan a los yesos, evidenciando el comportamiento plástico de estas rocas. Todos los pliegues tienen una dirección NO-SE, coincidente con los pliegues pirenáicos de la Orogenia Alpina.
          



lunes, 5 de marzo de 2018

Yesos Oligocenos (Sierra de las Gesas)



A lo largo de todo el núcleo del anticlinal de Barbastro, afloran yesos de edad oligocena. El yeso se compone de sulfato de calcio hidratado y se forma en lagos o mares sometidos a rápida evaporación. El de la depresión del Ebro, nos informa de una época en la que un pedazo de mar quedó separado del océano por las jóvenes cordilleras alpinas y cristalizaron todas sus sales a medida que se desecó.
La Sierra de las Gesas es una especie de espinazo blanco que parte por la mitad las comarcas del Somontano, Cinca Medio y Litera. Constituye la frontera entre el Pirineo y la Depresión del Ebro.

Los yesos han sido fuente de recursos (sillares, aguas salinas, yeso de obra) pero también de problemas (colapsos kársticos)

LAS DOLINAS DE ALCAMPELL




El alto de “El Plá” constituye una pequeña meseta de yesos oligocenos situada en Alcampell (Huesca)y en él existen varias dolinas de decenas de metros de diámetro. Hemos identificado dolinas en embudo, en ventana y algunas incluso con un sumidero activo. 
 
Las dolinas son formas exokársticas debidas a procesos de disolución de la roca. Son depresiones más o menos circulares (en planta), con paredes escarpadas y fondo plano o en embudo. Se forman sobre terrenos horizontales y suelen presentar simas o sumideros que sirven de conexión entre las aguas superficiales y las subterráneas que circulan por el interior del macizo. El fondo suele encontrarse tapizado por una capa de material suelto procedente de las paredes o de la fracción insoluble de la roca, como por ejemplo, los minerales de la arcilla. En su forma y tamaño influyen muchos factores como puede ser la disposición de los estratos, horizontales o inclinados, si se ha originado por el colapso de la bóveda de una galería subterránea o por el hundimiento continuo del terreno a medida que progresaba la disolución de la roca, etc